bienvenidos

bienvenidos

lunes, 31 de marzo de 2014

LOS PÁJAROS ATARDECEN, de LETICIA MURE, Tucumán, Argentina

Imagen: nuevalunaenescorpio.blogspot.com


LOS PÁJAROS ATARDECEN

Adónde va el trinar del pájaro después que el hombre cruel lo hiere.
Norberto Pannone

Canta
en el árbol
el sublime trino
de pájaros.

Se aferra
a la noche.

Su sueño de luciérnagas
teje nidos.

Mi sombra
viaja
sobre el instante
de sus alas,
se desvanece.

                                 
© LETICIA MURE, poeta y escritora argentina.
GOBERNADORA CULTURAL de ASOLAPO ARGENTINA
en la provincia de TUCUMÁN


"ENVEJECER CON DIGNIDAD", de SALOMÉ MOLTÓ, Alcoy, Alicante, España



Imagen: cosasquenuncadirias.blogspot.com

ENVEJECER CON DIGNIDAD

                Difícilmente se puede envejecer con dignidad cuando no se ha vivido con ella. Te das cuenta, a través del tiempo que se trata de uno de los valores más difíciles de guardar, ya que esta cualidad tiene que ir acompañada de: coherencia, respeto, bondad, solidaridad y honradez.
            ¿Se puede vivir si pierdes todos estos valores? Yo diría, más bien, que no se puede vivir sin ellos. Todo depende que cómo tomemos la vida, qué gama de valores reinan en ella, qué estamos dispuesto a ofrecer y a recibir. Todo ello configura nuestra existencia y nuestra personalidad. Una vida codiciosa, egoísta y falsaria nos alejará de nuestra meta, ya que nuestra finalidad es fijar una convivencia armónica con los demás.
            Bien es verdad que la vida es una constante lucha. Somos explotados, humillados, engañados, y muchas veces, incluso, masacrados. La esclavitud toma matices y grados de los más diversos. Unas ideologías sustituyen a otras constatando que siguen fomentando las sociedades piramidales donde en la cumbre, siempre está el patrono, el jefe, en fin, el dictador y sus acólitos, para seguir eternamente la desigualdad, la eterna explotación.
            Muchos piensan que la lucha es necesaria, el enfrentamiento entre las personas las curte, las hace fuertes y van progresando. Quizás esto sea válido en una sociedad piramidal, en la que el despotismo se asienta sobre el sufrimiento de la base social.
            Los que pretendemos una sociedad igualitaria, responsable y libre, el enfoque social es totalmente diferente y en ella, defendemos un conjunto de valores que nos hagan vivir con dignidad. Y ello en todas las etapas de la vida, juventud, madurez y declive o vejez donde la agresión, de los que se siente más fuertes, se repite con demasiada frecuencia. Por eso es doloroso comprobar los abusos y malos tratos a los niños, a las mujeres, a los viejos. El matón no puede sentirse como tal, si no tiene la ocasión ni a nadie a quien maltratar. Así que ir aceptando el declive de la vida no tiene por qué tener añadido el mal trato de los prepotentes.
            Por eso abogamos a que se valore la experiencia, la gran universidad de la vida, a que el fuerte no abuse del débil, a por un envejecimiento con dignidad.


© SALOMÉ MOLTÓ, poeta y escritora de Alcoy, Alicante, España.

MANDALA DEL ESPACIO COSMICO, de Irene Mercedes Aguirre, poeta y escritora argentina




MANDALA DEL ESPACIO CÓSMICO

Cerrado, indefinible, de emoción sobrecarga.
Ancestral arquetipo, desde  el  Cosmos asienta
arabescos   que vibran en mi humana osamenta,
como  reminiscencia  de simbólica adarga.

Sumergida, consciente, derramada y atenta,
me desplazo hacia el centro donde fluye su carga
y me muevo  admirada,   ante  tanta descarga
de sus múltiples tonos donde el yo se aposenta.

Contra el fondo,  la noche más oscura del mundo.
Torrentes de energía se vuelcan presurosos
por sus  conformaciones de innúmeras  cavernas.

Esos  ecos  retumban en mi ser más profundo
¿No es  entre las mitosis de ritmos prodigiosos
donde el misterio guarda  las verdades  eternas?

©IRENE MERCEDES AGUIRRE, poeta y escritora argentina,
MIEMBRO HONORIFICO de ASOLAPO ARGENTINA


CUESTAS, de Rodolfo Leiro, poeta y escritor argentino

paisajesdecatamarca.blogspot.cm

CUESTAS

Trepé sobre montañas desoladas,
anduve entre los cerros olvidados,
caminé mil senderos empinados
fui arteria de dunas extraviadas.

Sobre navas no siempre caminadas
brindé  ritmo de cantos pergeñados;
en torrentes de ríos alocados
arrojé ciertas rimas depreciadas.

En las cumbres bravías, apresadas
entre vuelos de  águilas soñadas
planté  grito virtual de mi albedrío,

y al amparo de luces sosegadas
en lágrimas doloras derramadas
me ví como un  otoño en el estío.


(C) RODOLFO LEIRO, poeta y escritor argentino.
MIEMBRO FUNDADOR y PRESIDENTE HONORARIO de ASOLAPO ARGENTINA

jueves, 13 de marzo de 2014

miércoles, 12 de marzo de 2014

MAR Y CIELO, de Yolanda Elsa Solís Molina, Barcelona, España



Imagen: es.forwallpaper.com

MAR Y CIELO


La tarde se esfumaba lentamente, naranjas de horizontes vespertinos
las sombras impacientes de la noche, entraban en el mundo sigilosas
volaban las gaviotas a sus nidos, por las rutas del cielo, sus caminos…
sin angustias, sin penas la rutina, cumplían cual livianas mariposas


Gaviota que imponente sobrevuela sobre mares escasos de alimentos
confunde piedras doradas con escamas,  que rompen el pico que las toca
y vuelve a buscar a las palomas mientras estas se arrullan por los techos
sin saber cuan cercana esta la muerte, sin saber de peligros ni gaviotas.


Palomas de los cielos y el tejado, gaviotas de los mares y los vientos
pececillos ingenuos y dorados,  de las olas profundas y el remanso
vida y muerte rozando con sus alas, la vida y la muerte del ingenuo
y al fin la humanidad descansa, y muere, tal como ellos, sin espanto…..  


©YOLANDA ELSA SOLÍS MOLINA, poeta y escritora argentina residente en Barcelona, España.




MELANCÓLICO, de Rodolfo Leiro con Esther González Sánchez


Imagen de opodidymus.rssing.com

MELANCÓLICO

Con ESTHER GONZÁLEZ SÁNCHEZ

Melancólico rostro amanecido
entre pautas de prímula escarlata,
armonía incesante que dilata
el  contorno de un beso adormecido

y lo alza como un sol ya conmovido.
al escenario astral donde remata
y despierta y vuela y se rescata,
condenado a la cumbre de un  latido.

Agotado en batalla, recogido,
es el ósculo en reposo,  ya rendido
a la tregua que urgente lo reclama

y se muere en un ropaje donde aquieta
su vigencia  melancólica y poeta,
en un verbo que al sueño lo encarama.


©RODOLFO LEIRO, poeta y escritor argentino
Miembro Fundador y Presidente Honorario de Asolapo Argentina
y ©ESTHER GONZÁLEZ SÁNCHEZ, poeta y escritora de Vigo, España. Miembro Honorífico de Asolapo Argentina






TEMBLASTE, de Esther González Sánchez, poeta y escritora española


Imagen: www.elmundo.es

TEMBLASTE
                                 
Terremoto y Tsunami en Japón, 11/marzo/ 2011

Y corriste Tierra hacia el espanto, llevando un holocausto al corazón del hombre, deteniendo pupilas en el azul que tantas veces copiaran las retinas. Ahora, desde esta otra orilla en que extraño mi cuerpo perdido entre los lodos, solo acierto a recordar el látigo mortífero de tu liderazgo y te repruebo y aún te pregunto:
¿Qué índice, qué maligno, inclinó el fiel de tu balanza hacia tanto precipicio?
¿Quién te inscribió en esa hora en que nos arrebatabas las sandalias?
Si tú  eras la Madre Tierra a la que tantas veces amamos, si habías sido tú quien sujetaba las huellas de nuestros pies a tus arenas en el vínculo amoroso de no separarte nunca de nuestro lado, siendo a ti a quien finalmente entregábamos los cuerpos para que los custodiaras en tu vientre, ¿por qué siendo la misma te extendías empapada en ira y aullabas en victoria sobre nosotros, levantando con furia tus faldas de agua, aquellas mismas que otrora sirvieran al encanto ceremonioso de humedecer la piel de júbilos infantiles en tardes de sol?
A ti acuso del gesto triste de la luz por cuanto trastocada y erguida con fauces de engullidora maquillabas con barro nuestro horizonte cuando ni siquiera sospechábamos cuanto podía llegar a doler tu repliegue sobre el mundo, ni con cuanto se podría abastecer el cántaro insaciable  del bramido habitado por un devorador Saturno. Ahora, cuando ya se apaga en ti la razón que empujaba las carretas del vértigo nadie podrá alejar de sus entrañas tus brazos de poniente inquieto, ni olvidar la densidad de su salitre o las palabras que perecían en los labios, al igual que no olvidamos cuanto pueden llorar tus hijos, ni por cuanto tiempo, cuando no son reconocidos.

ESTHER GONZÁLEZ SÁNCHEZ, poeta y escritora de Vigo, España

MIEMBRO HONORÍFICO de ASOLAPO ARGENTINA

CREÍ MORIR DE AMOR, de Libia Beatriz Carciofetti, Argentina



Blogs.elespectador.com

CREÍ MORIR DE AMOR
 
Creí morir de amor 
pero aquí estoy… 
Entera como luna llena. 
Ni el eclipse de tu mentira 
pudo opacar mi luz. 
Ni se mojó el pabilo de mi vela 
que sigue brillando en la oscuridad. 
Creí morir de amor 
y me di cuenta; 
que los abrazos, los besos 
las flores, la pasión “colapsan” 
Son eternos efímeros 
que disfrazan los sentimientos. 
Creí morir de amor 
pero me vestí de púrpura, lino fino 
y renací de las cenizas 
de la indiferencia. 
Hoy puedo asegurarte 
que nadie muere de amor 
cuando se ama a sí mismo. 
Se me ensancha el corazón 
por el solo hecho de sentirme viva. 
Me suelto el cabello 
me miro al espejo 
delineo los ojos 
que habían perdido el brillo 
y ensayo una mirada cómplice 
para poder estrenarla nuevamente 
cierro el libro compartido 
y sigo sintiéndome viva. 
Solo creí morir de amor 
Pero aquí estoy… 
¡ENTERA! Como luna llena. 
Caminando descalza de culpas ajenas 
¿Me crees??? 

LIBIA BEATRIZ CARCIOFETTI, Canciller Cultural por Asolapo Argentina en Santiago del Estero, Argentina







martes, 11 de marzo de 2014

AGUA, de Salomé Moltó, Alcoy, Alicante, España


                                                    
                       imagen de: caminandoenlaperseverancia.blogspot.com

AGUA

En el camino que va desde el pueblo al pico Tell hay una casa de campo con una explanada delante de la puerta principal, en cuyo centro se levanta un pozo pintado de azul.
            Cuando subes la cuesta, ves, durante un tramo del camino, el hermoso pozo. Recuerdo que muchas veces una mujer de avanzada edad, sacaba agua del pozo sirviéndose de un cubo atado a una soga. Lo más chocante, el deleite que expresaba al beber el agua del cubo con un vaso que sostenía firmemente en la mano.
            Me paré un día al bajar del pico Tell en pleno verano llena de un calor sofocante. La mujer me ofreció el vaso lleno del agua cristalina que con tanto placer bebía. Ya lo había hecho alguna vez cuando bajaba de mis excursiones campestres.
.-Buena, ¿no?
.- ¡Deliciosa y con este calor me sabe a gloria!
.- ¡NO, te sabe a amor!
.-Una mañana de oro
después de una noche de plata
el dolor y el desamor
se ahogaron en el agua.
¿Me estará recitando un poema la buena señora? Me dije para mis adentros. Y como si adivinara mis pensamientos repuso:
.- Ya se lo malo que son mis versos, pero dicen verdades. Marita desapareció y todos dicen que se fue con su amante, lejos, muy lejos, porque ya nunca volvió. Yo sé que no fue así. Para impedir que se fuera con su amor, su padre la echo al pozo.
.- ¡Oh, no me diga! -repuse escéptica.
.- Desde entonces esta agua es más dulce, más sabrosa, refrescante. Penetra hasta lo más recóndito de tu ser, es la fuerza de su amor que te invade. ¡Saboreé, saboréela. - dijo con énfasis.
.- Ella desde el fondo del pozo le regala todo el empuje que su amor frustrado le dio.- dijo al tiempo que miraba el pozo y el vaso de agua.
Sabía que la joven Marita había desaparecido, pero que su padre la hubiera matado y echado al pozo, me parecía un total desatino.
La señora del vaso de agua y del pozo era la tía de la joven desaparecida, la única superviviente de aquella solitaria familia del olvidado caserón a medio tramo del encrespado camino del pico más alto del contorno.
Me fui, sino corriendo, bastante presurosa al tiempo que empecé a sentir en el último sorbo de agua, un sabor extraño que me apretaba la garganta.

SALOMÉ MOLTÓ, poeta y escritora de Alcoy, Alicante, España.


MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA         

sábado, 8 de marzo de 2014

HOJAS DE CALENDARIO, de Joseph Berolo, Bogotá, Colombia.





DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Hojas de Calendario

Hoy he vuelto, amada mía,
las hojas de mi calendario
y he dejado volar mi fantasía
como lágrimas sueltas de rosario.
Han volado por el azul las horas-
las fechas han perdido su motivo,
sólo han quedado aves canoras
suspirando recuerdos en los nidos.
He visto pasar la primavera
con su rumor de brisas suaves,
y en las horas de la esfera
he sentido un vago aletear de aves.
Aves que han partido en el azul
del mediodía, y hojas muertas
de calendario viejo que en el Sur
navegan hacia remotas huertas.
He visto pasar la humanidad
en desbandada-por extraños mundos,
hacia la eterna y negra inmensidad
de los espacios sombríos y profundos.
Sólo han quedado suspendidos
en el tiempo tus halagos asombrosos
de Musa encantadora, adormecidos
en la cuna de mis brazos cadenciosos.
Sólo han quedado aquellas horas
con nítido rumor de Stradivarius,
palpitando amorosas y sonoras
en las hojas del mudo calendario.


© JOSEPH BEROLO, poeta y escritor de Bogotá, Colombia.
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA


"SIEMPRE JUANA", de Belta Díaz de Tonna, Presidente de Asolapo Uruguay




SIEMPRE JUANA
(Homenaje a Juana de Ibarborou)

Arachana tu cuna. En largas serranías
y en agrestes campiñas deslizabas tu infancia
tu salvaje albedrío se embriagó en la fragancia
de rubios naranjales y pitangas bravías.

En “Lengua de Diamantes”, madurabas, crecías
transportada al cemento medraste en tolerancia
y la niña perdida se hamacaba en el ansia
de tus hondas nostalgias rimadas en poesías.

En rendidos honores el Uruguay te exalta
eres “Juana de América” en su expresión más alta.
Tu estro esclarecido se derrama en torrente.

Luego llega la noche y tu numen se aquieta
en las sombras que el tiempo desflorado sujeta.
Más tu verbo en el tiempo se eterniza en Presente.

©BELTA DÍAZ DE TONNA, presidente de Asolapo Uruguay.
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA




21 DE MARZO DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA (NACIONES UNIDAS)



El 21 de Marzo es el DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA (Naciones Unidas):

MENSAJE APORTADO POR NUESTRO SECRETARIO DE PRENSA Y DIFUSIÓN EN BUENOS AIRES, ESCRITOR CARLOS MACENA

La poesía contribuye a esta diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la manera en que usamos las palabras y las cosas, nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas, y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas. Diversidad en el diálogo, libre circulación de las ideas por medio de la palabra, creatividad e innovación: es evidente que el Día Mundial de la Poesía es también una invitación a reflexionar sobre el poder del lenguaje y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona.
Cada año, el 21 de marzo, la UNESCO celebra el Día Mundial de la Poesía. La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue adoptada durante la 30ª reunión de la UNESCO celebrada en París en 1999.
De acuerdo con la decisión de la UNESCO, el principal objetivo de esta acción es sostener la diversidad de los idiomas a través de la expresión poética y dar a los que están amenazados la posibilidad de expresarse en sus comunidades respectivas. Por otra parte, este Día tiene por objeto apoyar la poesía, la vuelta a la tradición oral de los recitales de poesía, promover la enseñanza de la poesía, el restablecimiento del diálogo entre la poesía con las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música, la pintura y así sucesivamente, el apoyo a los pequeños editores y crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que el arte de la poesía ya no se considera una forma anticuada de arte, sino uno.
La UNESCO anima a los Estados Miembros a tomar parte activa en la celebración del Día Mundial de la Poesía, tanto a nivel local como nacional, con la participación activa de las Comisiones Nacionales, las ONG y las instituciones públicas y privadas interesadas (escuelas, ayuntamientos, comunidades poéticas, museos, asociaciones culturales, editoriales, autoridades locales y así sucesivamente).

CARLOS MACENA, Secretario General de Prensa y Difusión de ASOLAPO ARGENTINA en Buenos Aires, Argentina.










viernes, 7 de marzo de 2014

LA CASA, de Yolanda Elsa Solís Molina, poeta y escritora argentina residente en Barcelona, España

LA CASA

Hoy he vuelto a la casa solitaria
que  albergó tantos sueños abortados
por  la vida solemne y arbitraria
por  la muerte de puños apretados

La casa de claveles sonrosados
desde  húmeda tierra generosa 
la casa de polluelos anidados
bajo pluma caliente y amorosa

Palpitó allí la tarea y el trabajo
unidos manos, corazón y sueños
lágrimas y sonrisas amasaron
alegrías, estudios y lamentos…

Vaivenes, viajes y alboradas
Ausencias , sonrisas, desencuentro
y el abrazo feliz de una mañana
y el rosal con un pimpollo nuevo

Hoy he vuelto a la casa solitaria
sola mi alma, mis manos y mis sueños 
ya no están ni las rosas ni su savia
sólo esperan un suspiro y un recuerdo  


© YOLANDA ELSA SOLÍS MOLINA”, poeta y escritora argentina, residente en Barcelona, España.
MIEMBRO HONORÍFICO de ASOLAPO ARGENTINA

LUCIDEZ ERGUIDA, de Vilma Lilia Osella, poeta y escritora argentina

LUCIDEZ ERGUIDA

Estoy hecha de altos tallos y mineralidad.
Estoy erguida en mi sitio y no en otro.
Me alumbra la luz que deja la luz cuando se apaga.
Pertenezco a un árbol de lucidez erguida.
Los vientos zumbaron destruyeron y amainaron
y las ramas volvieron a brotar a construirse.
En cada brote me pensé eterna envuelta en flores.
Perfumada con almizcle y azahares de Oriente
y las rosas perdurables de Occidente.
Los pájaros me cubrieron de trinos los oídos.
Estoy cobijada por lo trascendente
y envuelta en lo inmanente.
Y así voy por la vida apresada por la libertad
que también apresa. Encarcelada por la vida
que fluye y se escapa y nunca es igual y no consulta.
Voy al galope hacia la lejanía buscando el horizonte.
Sólo me desplomará un sueño reacio a concluir.


© VILMA LILIA OSELLA, poeta y escritora argentina
Miembro Honorífico de Asolapo Argentina

"MUJER" de Alba Yobe de Abalo, poeta y escritora argentina



MUJER

Eres, mujer
nacida misteriosamente
con la potestad de crear vida,
perfeccionarla nueve meses
junto a tu corazón
y alumbrarla al mundo
en increíble milagro.
Única por tu condición de tal,
resonará en tus oídos
la vocecita modulando mamá.
Tienes la energía de un gigante,
la inteligencia de un sabio;
el corazón sensible, capaz de
amar, perdonar, comprender; 
audacia de afirmarte sobre tus pies,
mirar de frente y avanzar
no importa cuántas piedras
pongan en tu camino.
Alcemos los ojos al cielo
con la esperanza que el mundo
alcance a valorarte y se acallen
los lamentos y castigos
infringidos irracionalmente.

©ALBA YOBE DE ABALO, poeta y escritora argentina.

GOBERNADORA CULTURAL de ASOLAPO ARGENTINA en la provincia de SANTA FE, Argentina.

POETIZAR, Irene Mercedes Aguirre, poeta y escritora argentina


__ poetiza

POETIZAR

Contra el fondo, el silencio desata el desafío
de crear las palabras  que dan sentido al mundo,
y con esfuerzo  enorme  captamos lo profundo,
donde se labran sueños, albores y rocío.

Buscamos con paciencia, segundo tras segundo,
ese taller inmenso  de letra y desvarío,
que a nuestro ser convoca con leve escalofrío 
e hilvana generoso  su verso vagabundo.

Potencia silenciosa que no detiene el paso.
Insiste y se lamenta al no encontrar camino 
en nuestros corazones, para decir aquello

misterioso y velado  de incertidumbre ¿Acaso
no es allí, entre las dudas, que vislumbro mi sino
y capturo el lenguaje  más veraz y más bello?

(C) IRENE MERCEDES AGUIRRE, poeta y escritora argentina
Miembro Honorífico de ASOLAPO ARGENTINA


  

 ._, _.___

martes, 4 de marzo de 2014

LA NIÑA Y EL HOMBRE, de Norberto Pannone, Argentina




LA NIÑA Y EL HOMBRE

Viejo mastín,
héroe de pretéritos inicios. 
Tu gris pelambre,
opacada por el tiempo, palidece.
Hacedor del frío,
patrón de los silencios.
Mendigo aún,
por lo que falta.
Ansioso por el resto.
Detuviste tu paso
indeclinable, ante lo nuevo.
Dilapidaste estíos
y la fragmenta primavera
en cauteloso añil,
tiñó tu cielo.
No sé si fue mejor…
O infame.
No sé cómo ni dónde.
No importa…
Algo pasó por allí,
efímero y cruel, 
despertando tus ansias 
en la herida absurda
de tu tiempo.
la certeza de amar…
labró un destierro.

(C) NORBERTO PANNONE, poeta y escritor argentino
MIEMBRO FUNDADOR Y PRESIDENTE DE ASOLAPO ARGENTINA

lunes, 3 de marzo de 2014

EL ECO DE LA GLORIA, de CARLOS MACENA, poeta y escritor argentino






HOMENAJE AL MARISCAL

FRANCISCO SOLANO LÓPEZ

EL ECO DE LA GLORIA

Toda la muerte en paraguayo nido,
toda la tierra entera asesinada.
Una madre reencuentra la mirada
de su niño soldado fallecido.

El Paraguay altivo se ha perdido,
vierte en ríos su sangre derramada
llevando su cerviz enamorada
hecha de sueños de vergel bruñido.

Se hablará del silencio en los maizales,
del gran orgullo y de los ideales
del alma guaraní de eterna gloria.

Se hablará del imperio y sus secuaces,
de relatos impíos y falaces,
de la matanza que dejó la historia.

© CARLOS MACENA, poeta y escritor argentino.
Secretario General de Prensa y Difusión por ASOLAPO ARGENTINA en Buenos Aires, Argentina





sábado, 1 de marzo de 2014

"CAFÉ", de Laura Bolli, poeta y escritora argentina

CAFÉ

El café se enfrió,
la taza de porcelana espera sin guardar.
El cenicero azul de cristal está limpio.
Tus ojos azules, sí hay nubes, celestes sí hay sol,
miran otros ojos, no los míos, como antes.
La lencería quedó guardada, pregunta.
¿Por qué?
¿Qué respuesta doy?
Sólo mentiras, así respondo.
No hablo, no tengo ganas.
Sólo preguntas, que me contesto con mi miedo.
Mi miedo, ese miedo que hizo que el café se enfríe.
Qué el cenicero este limpio y la taza sin guardar.
La lencería, cree mi historia.
Gracias por hacerme sentir mujer,
por revivir hormonas y sentimientos.
Creía haberlos dejado en la orilla de un mar cualquiera,
de un día cualquiera, a una hora cualquiera.
Gracias, por hacer desear que mi cuerpo se desoje, con cada prenda que hubiese caído,
como  pétalos de rosas rojas, cayendo por la brisa suave al pie de su amor quedando despojada.
Todo siempre fue para ti, creíste que lo regalé a otro amor.
Sólo fue para que, tus ojos azules, cuando hay nubes, celestes sí hay sol.
Miren sin culpa, a la mujer que tienes hoy.

                   ©LAURA BOLLI. Poeta y escritora argentina.
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA





CADENAS, de Mara Ester Sorbello, poeta y escritora argentina

CADENAS

Sin hablar, me miras
cuando quema esa pupila, me desarmas.
Como puedo, me rearmo,
me recompongo.
Quiero hallar fuerzas y decirte:
¡No!
Mis manos y yo temblamos,
como tiemblan los tempranos lirios,
bajo la suave brisa.
A pesar de tus golpes y agravios
que duelen más que los primeros,
me dejo llevar, otra vez, a nuestra casa.
Sé que ella, algún día,
pueda, quizás, ser mi tumba.
Más, no me atrevo a rebelarme.
No puedo romper estas cadenas
que me atan a tus pupilas
que logran quemar,
mi pobre autoestima.
Y ahí voy, hacia mi inexorable destino.

MARA ESTER SORBELLO, poeta y escritora argentina.
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA



OTRO DÍA, de Rodolfo Leiro, poeta y escritor argentino




OTRO DÍA

Cierto día banal, indiferente
deviene en el molde de mi aldea,
donde asilo el pleno de mi idea
sobre  plano de luz inexistente,

ensayo mi peldaño penitente
con el iris de sol que me moldea
mientras mi pecho asténico jadea
con mi lápiz de rima incoherente.

No fui el bardo genial y reluciente
pretendiendo la gloria permanente
que en la vis de mi sueño cabildea;

desde el profundo espacio impertinente,
un ocaso endolora y su simiente
con su siniestro alfil me bombardea.

© RODOLFO LEIRO, poeta y escritor argentino.
Miembro Fundador y Presidente Honorario de ASOLAPO ARGENTINA


VIGILIAS, de Lidia Cristina Carrizo, Argentina

VIGILIAS


El transcurrir de cada tiempo en la frontera enamorada con  
esa luna y el espejo del mundo, con el cristal que cada uno 
lo alimenta en la tarde rosa, con el temor de sus espinas 
cuando la tomo indescifrable así como el agua suelta! ...

La costumbre de amar desde mis días 
de niña que tejieron mis secretos, y me
trazaron pinceladas, cada letra, paso a paso.
Los días tienen el sabor con cada historia.

El cristalino río, refleja la redondez de todas las vigilias. 
El cielo enamorado resplandece lo justo, en cada tiempo.
El crudo puñal de la muerte, goza de una eterna memoria.
Nada quebranta mi rutina diaria en el milagro de siembra.
Amé cuando perfilé el abismo. Me sentí un pájaro sin alas.


© LIDIA CRISTINA CARRIZO, poeta y escritora argentina.
MIEMBRO FUNDADOR y GOBERNADORA CULTURAL de ASOLAPO ARGENTINA