bienvenidos

bienvenidos

domingo, 10 de septiembre de 2017

Norberto Ismael Pannone, Presidente de Asolapo Argentina, expone ante la concurrencia en el acto realizado en la Biblioteca Provincial de Salta, Argentina, en el marco del V CONGRESO INTERNACIONAL del PATRIMONIO INMATERIAL, SALTA 2017. Agosto de 2017



Momentos en que Norberto Ismael Pannone, Presidente de Asolapo Argentina, expone ante la concurrencia en el acto realizado en la Biblioteca Provincial de Salta, Argentina, en el marco del V CONGRESO INTERNACIONAL del PATRIMONIO INMATERIAL, SALTA 2017. Agosto de 2017

Norberto Ismael Pannone, Presidente de ASOLAPO ARGENTINA hace entrega de un reconocimiento al Lic. José de Guardia de Ponté, Director General del COFFAR, Salta, Argentina


















Resultado de imagen para coffar


Norberto Ismael Pannone, Presidente de ASOLAPO ARGENTINA, en el marco del VIII ENCUENTRO NACIONAL de FOLKLORE, SALTA 2017, haciendo entrega de una plaqueta en reconocimiento a su intensa trayectoria cultural, al Director General, Lic. José de Guardia de Ponté, en la ciudad de Salta, Argentina en agosto de 2017.-


LA BONDAD, Adela Elisa Cornejo, San Rafaél, Mendoza, Argentina

Resultado de imagen para la bondad
Imagen de: Central de Sermones

LA BONDAD

La bondad es muy valiosa
pues tiene mucha paciencia;
hay que usar la sapiencia
en todas las experiencias.

La prudencia y la confianza
van siempre de la mano
respetando a los hermanos
sin hacerles ningún daño.

La bondad y la comprensión
son una hermosa canción
es algo indefinible,
pero real y tangible.

Ella, no tolera la impaciencia
lucha por lo que cree
que es bueno y justo
tomando un nuevo impulso.


En ese clima de afecto
se hace fácil vivir
y entre todos compartir
este maravilloso vivir.

¡Bondad!
Eres símbolo de paciencia
con momentos de felicidad
para toda la humanidad

©ADELA ELISA CORNEJO, poeta y escritora argentina
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA




CONVIVENCIA, Salomé Moltó, Alcoy, Alicante, España

Resultado de imagen para EL BIEN Y L MAL
Imagen de: Cuaderno de notas - blogger



CONVIVENCIA

Crear conciencia ¿De qué? se dirán muchos, del bien y del mal, se suele responder; dos conceptos inequívocos, pero ¿qué es el bien y qué es el mal? Seguro que podemos encontrar infinidad de personas, que lo que unas consideran buenas, para otras no lo son y viceversa, pues eso, lo bueno no es forzosamente el bien. Si agrupamos los conceptos, tenemos que lo bueno es lo que me gusta, lo que me da placer y satisfacción y lo que me causa dolor y frustración es lo malo. Adentrándonos en el tema la cosa no está tan clara, porque si analizamos el sadomasoquismo, vemos como el marqués de Sade, nos dice sentir placer a través del dolor ¿o era ya la sinrazón y la locura?
Han pasado muchos años y nos preguntamos si al día de hoy que ya gozamos de una plena “democracia”, (queda entre comillas, expresando duda), hemos avanzado cultural y técnicamente, si todos estos avances han mejorado nuestra existencia, nuestra vida cotidiana. Aquella noticia de “la ballena azul” que pienso que las autoridades habrán mediado ante tamaña aberración y hoy nos volvemos a sorprender al ver a unos muchachos que se echan cubos de agua hirviendo. ¿Cómo es esa gente? En realidad esa juventud ¿son el caldo de cultivo para crear fanáticos de toda grey?
Los acontecimiento ocurridos en Barcelona últimamente, nos hacen abrigar una gran preocupación y por supuesto desencanto, ahora no hacen más que acusarse mútuamente los dos gobiernos y nadie responde a las preguntas que creo importantes de quien finanza a los terroristas, cómo se forman para llegar a estos extremos. Supongo que los padres llevaran a las mezquitas a sus hijos y escucharan igualmente los discursos radicales y ¿no interfieren cara al orador?
Una democracia responderá siempre a los tres conceptos que ya la revolución francesa puso en marcha: Liberté empezando la tuya al término de la mía, Fraternité “autant que possible” como dicen los franceses a lo que yo añadiría, y Egalité con el máximo respeto a las diferencias que nos asisten y que tenemos que respetar con gran voluntad. La convivencia es un gran valor que nos incumbe a todos.
©SALOMÉ MOLTÓ, poeta y escritora española
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA
                                                                                                                                


RÍO DARRO , Ángel Medina, Andalucía, España


Imagen relacionada
Imagen de: tripadvisor.com

RÍO DARRO                                          

Rio Darro, ¡ah!  Río Darro                                                
Cristalinas   tus   aguas bajan
Blancas como guijarros
Bajo hollados puentes viajan.

A un lado, la bella   Alhambra
Al otro, dédalo de callejuelas
Piedras   sarracenas que siembran
Historias; vigilantes   centinelas.

Paseo de los tristes, que cantas; a tus píes
Alameda de vetustos caserones
Hilos de plata tejes, mientras sonríes
Vergel que florece pleno de pasiones.

Rincones   donde se esconden   romances
Viajeros que   tu curso remontaron
Y una vez atrás   dejaron tu cauce
 Sus cuitas   ciegas arriba labraron.

Si como tú, también pudiera ser
Sendero   estrecho, alma sin   mancha
Recordar quisiera   tu atardecer
Que la rosaleda morisca ensancha.

¡Ay! Río Darro, ¡Ay!  Río Darro
Mirador con   tumulto   de   ola
Quejido de guitarras, desgarro
A los pies de una farola

Albaicín, remembranzas   que   dormitan
Jardines que se desnucan por tu tajo
Muros gastados del templo la limita
Plazoleta donde el Tenorio musitó cabizbajo.

Recoleta, empedrada, ya sin   belleza… sola
Árboles de hojas perennes o caducas
Fuente de mármol, blanco amapola
Pan mojado, salsa de caracol, manduca.

Suspiros que la palabra retarda
Lágrimas encierran el tarro
Y al abrirse, el   cielo   las guarda.
¡Ay!  Río Darro, ¡Ay! Río Darro

©ÁNGEL MEDINA, poeta y escritor español
MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA

http://novelapoesiayensayoangelmedina.blogspot.com



PARQUE LEZAMA, Antonio Las Heras, Buenos Aires, Argentina


Resultado de imagen para PARQUE LEZAMA
Imagen de: Taringa

PARQUE LEZAMA

Alejandra creció de golpe. Allá, entre las oscuridades provocadas por los árboles altos. Creo, pero no estoy seguro, que caminé unos pasos… Evidentemente, fui hacia ella. Pero, en ese momento, nuevos juegos de sombras y luces; unas pocas, proyectadas por la iluminación del templo, me mostraron en el piso – ese suelo conformado por baldosas centenarias - la imagen de María Teresa. Sé que me detuve casi espantado. Miré hacia los lados y nada había. La soledad y la lluvia – densa – haciéndome compañía. Y allá, a no más de veinte pasos, Alejandra… O, como diría Sábato, el fantasma de Alejandra. Pero para mí, viva o habiendo desencarnado, sólo existía ella. Esa mujer que aprendí a AMAR, así, escrito todo en mayúsculas, a través de aquel libro que, habiéndoseme impuesto desde las profundidades inconscientes de mi mente en vano siempre atormentada por angustias y búsquedas de absolutos, en ésta ocasión singular y extraña a la vez, se había transformado en realidad perceptible.
            Allí estaba Alejandra y, más acá, a causa de las sombras generadas, la imagen de María Teresa. Esa chica, esa casi mujer sufriente, asustada de la soledad que parecía querer acompañarle, con la que recorriera en tiempos que se me hacen lejanos (aunque apenas hayan pasado unos meses), el Parque Lezama con la esperanza – remota, pero justificada – de encontrar a Sábato cavilando meditaciones sentado en uno de esos fríos bancos de inhumano cemento que hay, de tanto en tanto, en los senderos.
            Beatriz apareció en mi mente. Ella, desde lejos, desde Jujuy, en aquel remoto lugar donde muriera asesinado por el enfadado marido de una de sus amantes don Juan Galo de Lavalle, custodiaba mis acciones y protegía mi existencia. Algo así como si por telepatía me dijera: “Tranquilo, siempre estoy yo; nunca faltaré.”
            Y entre la lluvia, entre esa espesa caída de agua que se empeñaba por conseguir taladrar mi impermeable y horadar la gorra a cuadros que, cual émulo de Sherlock Holmes, estaba usando, tomé la decisión de ir en busca de Alejandra quien, una vez más, prefirió esconderse entre la penumbra y el pasto crecido, entre los ladrillos y los altibajos del camino, escapando de mí, del acecho de quien la AMA, todo con mayúsculas, aunque esté lejos, muy lejos, tan lejos, oculta – se me ha ocurrido – entre las páginas de alguna primera edición de Sobre Héroes y Tumbas, tratando de engañarme, como antes lo hiciera con el mismo Sábato, haciéndome creer que está muerta cuando, en realidad, como pude establecer en mis investigaciones, escapó y nunca llegó a la tumba luego de sucedido lo que tuvo lugar en el Mirador y espera ansiosa cuanto a la vez implacable que otros, como yo, se acerquen en las lluviosas noches de otoño a buscarla con desesperación, el cuerpo transpirado, el corazón exaltado, la mente trastornada, así como antes lo hiciera Martín. Durante años.

Barrio de Villa Devoto, Ciudad de Buenos Aires, 27 de febrero de 1977

©ANTONIO LAS HERAS, poeta y escritor argentino
MIEMBRO ASESOR CULTURAL DE ASOLAPO ARGENTINA




TIERRA MÍA, Ady Yagur, Israel

Resultado de imagen para argentina

Imagen de: www.iadb.org


TIERRA MÍA

Llegué al mundo un día sereno
llorando libremente  sin saberlo,
mi madre era espejo de  mi alma
en la tierra amada que acunaba.

Mi abuelo era solo un inmigrante 
venido de Europa  ante la guerra ,
mi tierra  lo recibió un buen día
cuando  la luna llena  lo llamaba.

Gracias tierra que me vio nacer
hoy siento  una gran nostalgia,
esa que me hace amarte  pura
viviendo en lejanas geografías.

Argentina de Andina cordillera
con  tus cimas de color blanco,
Perito Moreno es bello glaciar
orgulloso señor de mi tierra.

Déjame que cante tierra mía
a la paz entre verdes jardines,
por eso dialogo  hoy contigo 
acariciando nuevas primaveras..

©ADY YAGUR, poeta y escritor argentino


MIEMBRO HONORÍFICO DE ASOLAPO ARGENTINA